lunes, 6 de septiembre de 2010

Kimpira - Macrobiótico en Valencia


Antes de que se me olvide! Ana me dejó un comentario en la entrada de las cupcake comentando que la tienda de galletas decoradas que yo no recordaba se llama Majose's, ahí tenéis la dirección, gracias Ana!

Ahora sí! Kimpira es un término japonés que designa una forma de cocinar verduras de raiz, como la zanahoria o la bardana, y que consiste en saltear por ejemplo la zanahoria (cortada en trocitos como palitos de cerillas) en un poco de aceite (a ser posible de sésamo) durante unos dos o tres minutos, para después añadir un poquito de agua (que cubra la mitad de la verdura) y cocinar a fuego lento y con la olla tapada hasta que la zanahoria quede blandita y dulce, cuando esté evaporándose el agua casi por completo se puede añadir un poco de tamari o soja. Está realmente bueno y apenas se pierden las propiedades del vegetal.

Pero Kimpira en Valencia también es un maravilloso restaurante al que me encanta ir cuando quiero disfrutar de una comida completa y saludable, especialmente cuando he vuelto de un viaje y no tengo nada en casa o no he tenido ganas de cocinar... El restaurante ofrece comida macrobiótica y vegana, es el único restaurante macrobiótico en el que he estado y me parece muy recomendable para quien quiera probar este tipo de alimentación, yo además siempre suelo salir con ideas y animada para seguir comiendo bien y cocinando.

Además de la carta tienen un menú diario que se abre con una sopa o una crema (las comidas siempre deben comenzarse así, ya que las sopas preparan el estómago para la digestión), le sigue siempre un plato combinado completo con perfecta proporción de cereal, proteína vegetal y verduras, siempre con sus semillitas o sus algas ... y se cierra con un rico té kukicha o té japonés de tres años, que apenas contiene teína pero sí muchas propiedades. Si tienes el bono de 10 menús del restaurante cada uno cuesta 11 euros.

Seguro que después de las vacaciones empiezan también a organizar cursos de cocina y a hacer cenas especiales, con platos que siguen una temática, como cena japonesa, libanesa... está todo riquísimo y emplean ingredientes ecológicos cocinados con cuidado y cariño.

El local es además súper acogedor y agradable, decorado siguiendo el feng shui.

Kimpira está en una callecita pequeña cerca de la calle Caballeros, la calle Juristas número 12.

Si váis por allí y no tengo nada en la nevera seguro que nos cruzamos ;)

¿Os atreveríais a probar?

He visto que también tienen blog y facebook y si os interesa mucho la macrobiótica, también os recomiendo visitar la página de Patricia Restrepo, que es quien lleva el restaurante e informaros de sus cursos y actividades.

xxx
T.

5 comentarios:

Antihéroe dijo...

No quería hacerlo y sé que no va a ser popular, pero esta es mi experiencia y voy a tratar de ser breve:
En 2001 mi madre fue a un cursillo-estancia macrobiótico en una casa a las afueras de Valencia en la que hacían, además de preparación de comida, yoga y meditación. Todo muy cool y zen y avalado.
El mismo día que la recogimos, a eso de las 8 de la tarde, dijo que no quería cenar porque estaba agotada (¿agotada si acababa de volver de comer ultrasano y hacer meditación?) y quería acostarse.

40 minutos después tuvo un infarto cerebral que la dejó con parálisis de medio cuerpo de por vida.
Al ingresarla y estabilizarla, los médicos salieron con una analítica que descubría una carencia absoluta de vitaminas del grupo B, y en especial, de la B12, así como desnutrición y deshidratación.
¿Fue culpa de la macrobiótica?
Sí y no.
Opino que toda obsesión radical (ya sea alimentaria, mental, ...) desemboca en enfermedad.
Cuidado.
Te recomiendo leer este artículo (sobre todo la parte final): http://es.wikipedia.org/wiki/Alimentación_macrobiótica

Un besito.

Kiri and Carla dijo...

Gracias por compartirlo, lo siento mucho. Como tú dices toda obsesión radical, sea por lo que sea, desemboca en enfermedad porque estás siendo muy rígido y estricto y el cuerpo responde. La B12 es muy puñetera no solo en la macrobiótica (mucha gente come pescado) sino en dietas vegetarianas estrictas. El caso es que además los modos de alimentarse no son universales, cada individuo es diferente y tiene unas necesidades, yo solo puedo decir que a mí el tipo de alimentación energético, basado en la macrobiótica, sin haberlo llevado al extremo, me ha equilibrado a nivel físico y emocional y por eso me gusta que los demás sepan que existe, sin tratar de imponerlo ni de convencer a nadie :) Gracias por el artículo, ya lo había leído, hay que informarse muy bien.
Un abrazo grande!

Anatomía dijo...

de vez en cuando voy por valencia...asi que gracias por descubrirmelo....un besito!!!

veronica camara bevia dijo...

konnichiwa kiri and carla chan! genki desuka?
:) bueno lo primero, gracias por seguier mi blog! ^^ y segundo, seguro que la comida de este restaurante esta muy rica. aqui en alicante hay un supermercado no convencional que vende comida saludable y de cultivo ecologico, se llama SUPER SANO so mata ne!

Anónimo dijo...

bueno, sobre la falta de las vitaminas, es porque tu madre no comería bien durante un tiempo prolongado, no aparecen estas carencias en 2 semanas o un fin de semana que haría el cursillo... por ejemplo la carencia de B12 tarda 4-5 años en aparecer...