domingo, 10 de octubre de 2010

Familiar London



Londres siempre ha sido una ciudad en la que he querido vivir, por su gente, su variedad cultural, sus casa, porque los museos son gratis!, por sus calles y sus tiendas y porque para mí es una ciudad muy familiar. He ido allí desde que era pequeña y además tengo tíos y primas allí :) Sin embargo, esta vez me he quedado un poco apagada, por una parte es algo muy bueno, pero por otro me ha dado pena, y es que esta vez he pensado que prefería vivir en Valencia, al bajar del avión a la vuelta y quitarme la chaqueta pensé que ese clima no lo paga el dinero! Además las distancias se me hacen demasiado grandes en Londres y todo es taaaan caro... Lo que no quita que no disfrute muchíiiisimo yendo de vez en cuando y que me haya dado cuenta de que tengo que ir más, hacía demasiado tiempo que no iba!
Volé con Ryanair, esa compañía en la que la gente se pega por coger asiento, meter la maleta en el porta equipaje y te venden lotería y el billete del Stansted Express, que es bastante práctico para llegar a Liverpool Street en 45 minutos. Estuve con mi familia, que me invitó a cenar en el pub Princess Victoria, hay muchos pubs en Londres que han sido transformados en "gastropubs", contando con una decoración muy cuidada, flores naturales y menús elaborados. Cené Fish & Chips (en su versión chic) y me encantó.
Estuvimos en la Tate Britain y disfruté con mi prima de la exposición de Muybridge (fotografía y análisis del movimiento), la de ilustración de Rachel Whiteread (me gustó muchísimo) y la instalación de Fionna Banner.
Fui a visitar una feria de decoración y también fue genial, era en una carpa en los jardines del Royal Chelsea Hospital, después paseé por King's Road, donde hacía muuucho tiempo que no estaba. Pasé a Anthropologie y Cath Kidston y di un paseo hasta Harrods, para cumplir con unos encargos (no sé por qué los españoles nos entusiasmamos tanto con estos almacenes, en la tienda de souvenirs solo se oía español!), también pasé a Topshop y comí en Pret a Manger (la verdad es que ahora que me he quitado la carne, huevos y lácteos me van quedando menos opciones de sandwich). Me porté muy muy bien porque solo compré una T forrada en tela que encontré en Anthropologie por 3 libras y los encargos!, ya os la enseñaré!
Tristemente al día siguiente ya tenía que volver, así que aproveché las últimas horas que me quedaban en esa maravillosa ciudad en la zona que más me gusta, Covent Garden :) En pocos metros se concentran el mercado, la calle Neal, tiendas de segunda mano estupendas, Urban Outfitters y American Apparel, zapaterías, Super Lovers y el restaurante vegetariano Food for Thought... Comí con mi tía una cajita con varios curris de un restaurante hindú y para España de nuevo, me fui con muucho tiempo al aeropuerto así que compré algún sandwich más para el avión (conseguí superar toodo el viaje sin probar NADA de azúcar!).
Y así disfruté de un fin de semana en Londres estupendo, recordando viejos tiempos, trabajando y agradeciendo volver a España, con cierta tristeza por no querer vivir allí como antes deseaba, aunque nunca se sabe... la vida da muchas vueltas!
xxx
T.

7 comentarios:

veronica camara bevia dijo...

hola Kiri! nose, creo que para saber si realmente quieres paasar el resto de tu vida necesitas muchos cafes del starbucks, vamos, bastante tiempo para pensarlo. Por mi parte te digo que tus fotos me han traido muchos recuerdos( al igual que las mias a ti ;) y que me encantaria volver a Londres algun dia de estos :) aunque Japon esta primero, un besote!

myARTandMe dijo...

hola! me alegro de que hayas disfrutado de londres! me ha recordado mucho a nuestro viajecito por alli, que recuerdos, covent garden..

Yo ya he vuelto de estonia y vero y yo estamos enfrascadas en la uni haciendo muchas cositas!
un besito

chari

lilliline dijo...

Qué chulas las fotos. Por lo que leo te lo pasaste genial ^_^

M. Leroux dijo...

¡Qué maravilla! Londres suena tan civilizada y chic, aunque sí, todo mundo dice lo mismo acerca del clima. Yo tampoco viviría ahí de poder escoger.

Las fotos te quedaron muy bonitas, me alegra que te hayas divertido.

¡Saludos! ^^

Barbarella dijo...

Que nostálgico el post, me ha dado penita porque yo siempre he querido vivir allí, aunque fuese una temporada. En noviembre voy para allá de turita :D Hace dos años que nopiso la ciudad.

andrea dijo...

ains que morriña! yo el año pasado vivia al lado :(

Ginnie dijo...

Entiendo perfectamente ese sentimiento dulce-amargo que tuviste. Yo viví un tiempo en Londres hace años para comenzar la especilidad de mi carrera, es decir, que no eran vacaciones, y aunque había estado en Londres montones de veces antes, vivir allí, y estudiando tanto, me resultó menos bonito de lo que me hubiese gustado. Estuve en los meses de más frio y casi no podía moverme por la calle de la cantidad de ropa que llevaba. No ver el sol tanto tiempo me dejaba mustia. Que a las 4:30 de la tarde ya casi fuera de noche...puff.Y además me sentía como una pequeña caperucita roja en un bosque gris muy muy grande. Asi todo siempre vuelvo y vuelvo, pero para vivir es un sitio...agridulce y eso que yo me adapto a todo.