martes, 7 de junio de 2011

El reto sabrosón

Me he planteado un nuevo reto, acercar mi modo de vida y alimentación a la personas que me rodean y a las que quiero, porque tengo la seguridad de que probar algo sabroso (sin prejucios por los ingredientes con los que está preparado) es enamorarse de ello también. Así que ahora ando practicando recetas sabrosas para compartir sobre todo con mi hermana (con quien vivo) para ver si ella se va habituando a este tipo de alimentos y se da cuenta de que lo prefiere a otras cosas que come, algunas no precisamente saludables (cocinar no está entre sus prioridades...).

Ya he conseguido que compre pan de verdad (no del del súper), hecho con levadura madre, y esta semana estoy muy contenta porque ¡le han gustado mucho las albóndigas de tofu y seitán con salsa de remolacha de Montse! :D En casa de mis padres también hice un papillote de verduras que triunfó, voy metiendo otros aliños a las ensaladas que también gustan y un día le preparé a mi pareja un plato completo con un estofado de garbanzo que él me pidió y que le gustó mucho! :D Además voy probando a traerle a mi hermana otros tipos de yogur no lácteos y sin azúcar y se lo alegro con fruta, mermelada endulzada con ágave o melaza y de momento le gusta (aunque ayer me dijo que le gustaban más los naturales con azúcar XD), un día le preparé la compota de manzana con plátano y le encantó, esto me alegra muchísimo! Voy a seguir preparando cosas con cariño para que siga probando y luego que decida libremente qué quiere comer. Creo que mi próxima receta serán los macarrones con seitán del maravilloso blog de Luz de Vida, del cual hablaré más en otra entrada ;)

Al menos los platos tienen buena pinta, ¿no? :P

Un abrazo
xxx
T.

2 comentarios:

Antihéroe dijo...

¡Yo me ofrezco a ser tu tester!
¿Dónde tengo que ir? :D

Nefer dijo...

Esas albóndigas tienen una pinta estupenda... me entra hambre sólo de verlas.