miércoles, 16 de febrero de 2011

Cocina a la antigua usanza


Hola! El fin de semana pasado estuve en casa de mis padres y encendimos la cocina de leña! es impresionante la diferencia con la cocina de gas (ni que decir tiene con las vitro etc, que eso ni es cocina ni es nada :P). Los aliementos cocinados con fuego saben mejor y hacen que te sientas mejor con toda la experiencia de cocinarlos. La habitación entera coge buena temperatura, mientras cocinas un puchero en la parte de arriba puedes aprovechar para hornear alguna otra cosa, aprovechas mucho más la energía que generas y te hace sentir muy bien! Miyuki y yo preparamos unas lentejas buenísimas y mi madre asó un pollo (el pobre al menos vivió en libertad).

¿No os encantaría poder tener una cocina grande para tener tanto la cocina de gas, como una de leña para encender los fines de semana? Mi cocina ideal sí que la tendría, además de una nevera smeg, el congelador no me hace falta (eso abarata no :P), por pedir (y soñar) que no quede!

Cito un fragmento de un artículo sobre feng-shui en la cocina y el chi (o energía) de los alimentos: "Una comida preparada con cariño y amor en una cocina de fuego es más digerible que una comida preparada con prisas o mala gana y en una vitrocerámica. Es importante una buena predisposición a la hora de meterse en la cocina." Enlace al artículo aquí.

xxx
T.

10 comentarios:

la princesita dijo...

Yo tengo un problema con las "pérdidas" de tiempo y no se si tendría paciencia para un horno de leña, pero desde luego que no me gusta mucho la vitrocerámica, no consigo cogerle el punto a la de mi suegra, es lentísima y además nada me sale igual, no se, con lo limpita que es podía ser mas práctica! jajajajaja

Marian dijo...

a mi la vitro no me gusta, yo tengo gas y tengo una lumbre pero ya hace años que no la encendemos pero de peque ya me acuerdo estar en la cocina con ella puesta y bien calentitos mientras hacias la comida! y eso tb me recuerda, que la comida en cazuela de barro mejor que mejor! jaja

veronica dijo...

hola teresa!
tu entrada me ha traido muy buenos recuerdos. En mi pueblo mi yaya tiene un horno de leña, y ella me he explicado como se usa y me cuenta sus anecdotas :) Me encantaria hacer unas madalenas con ese horno, tienen que salir de vicio!
un beso!

Laura Gómez dijo...

qué cocinas tan monas, tiene que salir todo riquísimo de ahí.

Anatomía dijo...

No que chulo!!! Pensé que ya no quedaban en ninguna casa!!! Que bueno estaría todo!!!

Anatomía dijo...

No que chulo!!! Pensé que ya no quedaban en ninguna casa!!! Que bueno estaría todo!!!

Miss_Scarlett dijo...

justo es lo que iba a decir, que la comida debe saber infinitamente mejor! ay que hambre :)

Anónimo dijo...

Me encantan las cocinas de leña y las comidas preparadas con amor y esmero. También me gusta ese aire cálido y acogedor que desprende tu blog por las entradas tan bonitas que haces :)

Extraterrestra dijo...

yo tambien quiero una cocina de leña! son tan adorables y calentitas y geniales y de todo lo bueno del mundo xD

y estoy contigo con las vitros "eso ni es cocina ni es nada" xDD

Extraterrestra dijo...

por cierto!
quiero tu sudadera >.<