miércoles, 2 de marzo de 2011

10 consejos para vivir Bio y no arruinarse en el intento


Buenos días!!!

Como comenté en la actualización anterior, un (importante) inconveniente que tienen los productos ecológicos es su precio, superior al de productos procedentes de la agricultura convencional. La mayoría de los consumidores de estos productos no tenemos un gran salario, no somos macrobióticos a lo Madonna, con un chef que le prepara cada día sus menús y que pueden permitirse todo tipo de alimentos bio, terapias naturales, etc. Como yo ya me he enfrentado al dilema bio-no bio sufriendo por mi bolsillo os voy a contar mis truquillos para poder vivir de la manera más natural posible sin hipotecarme.

1.- Cambia tu forma de hacer la compra / alimentarte. Hacer la misma compra que haces en un súpermercado normal en un herbolario o súper ecológico es imposible (a menos que quieras quedarte allí a limpiar por la noche). Si en una compra normal del súper compras yogures, zumos preparados, pizza u otro producto precocinado, algún capricho como patatas fritas o dulces, embutidos / quesos... olvídate de comprar estas cosas en su versión bio porque es de lo más caro! Sería interesante que revisaras realmente qué necesitas y cómo te estás alimentando, ya que quizá no requieras muchas de esas cosas.

2.- Compra alimentos básicos, que tú puedas cocinar o preparar en casa. Así, invierte en "materia prima" básica, como arroz, legumbres, proteina vegetal, frutas y verduras, vuelve a la esencia de la alimentación (tu abuela no tomaba actimel, ni barritas de cereales).

3.- Compra por temporadas. Comprar fruta y verdura ecológica es muy importante, pero hay que hacerlo con criterio para no dejarte la cartera. No compres productos que no sean de temporada, por muy ecológico que sea algo, no es muy lógico tomarlo si ha viajado un montón de kilómetros, toma manzanas y peras y las fresas déjalas para cuando toca. En verdad hace mucha ilusión que llegue la época de la alcachofa, de los melones... muchas veces ni sabemos qué productos son de temporada.

4.- No todo ha de ser ecológico. Lo ideal es que todos los productos frescos que compremos sean ecológicos, pero de no serlo intenta que los que consumes con piel siempre lo sean, comprando en la frutería convencional solo los productos que tienen una piel muy dura y que vayas a eliminar (es recomendable no comer fresas, ni usar ralladura de cítricos convencionales).

5.- Reduce las cantidades y recicla. Hay productos que son bastante caros, como las sopas de miso instantáneas o los tés o infusiones yogui, que son muy fuertes de sabor, por lo que no hace falta que utilices un sobre completo por taza. Yo los yogui los uso dos veces, aunque la segunda infusión sea un poco más suave tiene mucho sabor igualmente.

6.- Busca las ofertas y aprovecha. Si ves que hay algún producto con descuento que sueles consumir habitualmente compra un poco más para tener en la despensa y ahorrar un poco más.

7.- Asóciate. Cada vez hay más cooperativas y asociaciones de consumidores de productos ecológicos que comercializan frutas y hortalizas de agricultores de la zona, los precios de sus productos suelen ser más económicos que en un súper ecológico. También hay agricultores que te llevan a casa la "eco-cesta", cestas de productos naturales ecológicos a precios más que razonables.

8.- Busca y rebusca. Poco a poco cada vez hay más proveedores de productos ecológicos y las grandes superficies también van introduciendo productos bio en sus lineales. Analiza los precios de los productos que consumes en unas tiendas y otras y ve "fichando" donde tienes que comprar qué cosas (no te olvides de mirar bien los paquetes de las marcas de las grandes superficies o que sean nuevas para tí para asegurarte de que te ofrecen garantías de calidad).

9.- Organízate. Si planificas bien lo que vas a desayunar, comer y cenar en tu semana normal comprarás menos cosas que no necesitas y picarás menos fuera de casa (si estás comprando bio y luego comes cualquier cosa fuera de casa estarás gastando el doble quizá innecesariamente).

10.- Disfruta!!! Ve probando qué productos saben y sientan mejor y escogiendo tus bio-imprescindibles, aunque al final verás que organizándote bien puedes vivir bio sin arruinarte.

Espero que os haya gustado la entrada, si tenéis otros truconsejos podéis compartirlos aquí :D

Ya me diréis si lo ponéis en práctica ;)

xxx
T.

2 comentarios:

Miss_Scarlett dijo...

la verdad que debería hacer caso a muchos de estos consejos porque como fatal! :P

Extraterrestra dijo...

Es genial esta entrada! :)
yo lo que hago mucho, es comprar la harina integral ecologica, y me hago yo las galletitas :) te salen mil millones de un paquete :)
y siemrpe saben mejor si te las hace una misma :)