martes, 5 de abril de 2011

Cómo ser vegetariano (con éxito). Vol. 1


Hola a todos, una amiguita a la que tengo mucho cariño me preguntó si tenía algún post con consejos sobre vegetarianismo. Como no lo tenía le comenté que lo crearía para ella, así que aquí está! Guapa, va por tí y por todas las personitas que quieren ir dejando en mayor o menor medida de comer carne.

Lo primero que quiero comentar sobre este tema es que con que reduzcáis un poco la cantidad de carne que comeis ya le estáis haciendo un gran favor a vuestro organismo y muy especialmente al planeta tierra, ya que la cría de especies animales consume una cantidad de energía, recursos y agua que da muchísimo miedo, las cifras son escalofriantes, por ejemplo, para producir un kilo de carne son necesarios de 10 a 20.000 litros de agua, mientras que para un kilo de arroz se consumen unos 1.200 litros.

Así, creo que si todos nos concienciamos un poco y vamos introduciendo "días vegetarianos" en nuestra vida, vamos probando nuevas recetas y descubriendo el día a día sin carne, veremos que nos sentimos bien y que además estamos siendo solidarios con nuestro planeta.

Aquí os dejo mis recomendaciones para ir cambiando hábitos en la alimentación:

- Conciénciate: si no tienes claro que quieres dejar de comer carne o te estás forzando a hacerlo, no te recomiendo que lo hagas! La voluntad y las ganas lo son todo, no tiene sentido hacer algo que no deseas. Cuando sientas que realmente quieres ir cambiando entonces a por todas, no tiene sentido hacerlo sufriendo, sino disfrutarlo y no intentes convencer a nadie para que lo haga contigo, es bueno buscar apoyo y hacerlo con alguien más motiva mucho, pero estos temas deben ser decididos libremente :D

- Paso a paso, con paciencia y cariño: puede que tú tengas muchas ganas de empezar el cambio, pero tu cuerpo irá poco a poco acostumbrándose a los nuevos hábitos, no fuerces la máquina. Lo mejor es que te propongas ir comiendo vegetariano algún día, por ejemplo haz los veggie mondays y durante ese día no comas carne o ve quitando cositas poco a poco cada día, un día el embutido, otro día carne roja... es un proceso largo y no siempre fácil, pero quién tiene prisa?!

- Quitar es fácil, pero hay que poner!: es relativamente fácil quitar toda la carne de tu vida, pero si no quieres enfermar o que en unos días tu cuerpo te pida a gritos un filete, chocolate, pasta o cualquier cosa que te dé energía, no puedes descuidar tu ingesta de proteínas! Si ya te has quitado toda la carne, te recomiendo comer pescado varias veces por semana de momento e ir introduciendo proteína vegetal, no te olvides de comer algo de proteía A DIARIO! y en buena cantidad, unos taquitos de tofu no son suficiente, y si haces ejercicio o te mueves piensa que tu necesidad de proteína es mayor. [Puedes comer pescado 3 veces por semana y el resto de días buenas raciones de proteina vegetal, para ir haciendo la transición poco a poco].

- Conoce las proteinas vegetales y aprende a cocinarlas: hay más proteina vegetal de la que te imaginas, empieza a introducir las que te son más familiares, como las legumbres (bien cocidas, no importa que se deshagan), sigue con el seitán, que es muy versátil y resultón, introduce el tofu (siempre siempre cocinado! a menos que sea ahumado) y por último el tempeh, que es el que resulta más especial. Busca buenas recetas y ve practicando, no pruebes el seitán, tofu o tempeh crudos o desearás volver al jamón serrano en un santiamén. En el volumen 2 os pondré recetas interesantes para ir practicando.

- Date un respiro: no seas demasiado estricto contigo mismo, si un día te apetece un poco de algo tómalo, dentro de poco dejará de apetecerte. Estar siempre pendiente de las proteinas y de que no te falte de nada es difícil, intenta ir a algún restaurante vegetariano una vez por semana o anima a alguien para ir juntos el fin de semana y aprovecha para pedir platos nutritivos que tú en casa no te preparas, además así cogerás ideas para ir haciendo cosas nuevas.

- Aprende: piensa que estás cambiando un hábito de muchos años y nadie te ha enseñado nada sobre este tema ni nace sabiendo, infórmate bien, busca recetas sabrosas o, la mejor opción, si puedes apúntate a un curso donde además conocerás a otra gente con la que compartirás tu experiencia.

- Disfruta: no te tortures porque no llevas una dieta 100% vegetariana desde el primer día, estás en el camino y tienes ganas, alégrate por ello y disfruta de los cambios que vas haciendo y los sabores que descubres!!

Esto es todo por hoy, en el volumen 2 os contaré más cosillas y compartiré recetas y enlaces! De momento a reflexionar y luego a ponerse a ello! :D

Sobre todo, intentad pasarlo bien!!!

xxx
T.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué bien planteado.. Muy buen post! Mi más sincera enhorabuena!

Barbarella dijo...

Es un post genial y me encanta que el método no sea super estricto, es más me parece que es viable.
Yo hace tiempo que no como tanta carne, a veces he estado dos semanas si probar bocado( aunque al poco caigo con alguna hamburguesa del MCGuarro), pero efectivamente creo que he descuidado las proteínas y no quiero caer siempre en los hidratos... ¡ah, la pasta! que facil caigo en ella.
Intento desayunar fruta y cereales, del desayuno no me olvido, pero no quiero descuidar el resto.
¿Qué es lo que me lleva a intentar ser vegetariana? Va a sonar un poco tonto... Pues porque comprendí que la leche de las vaquitas depende de que les quiten a sus terneritos :'(. Y dejar la leche sí que me va a costar, porque me encanta el queso. En lo que no había pensado es en el coste que supone mantener toda la industria de la carne.
En fin, poco a poco.


GRACIAS MIL,UN BESOTE MUY GRANDE, GUAPA!!!!

Isa G. dijo...

creo q no es dificil ser vegetariano no estricto lo complicado es ser vegano....
porque ahi ya que comes??? ni un triste trozo de queso!!! yo puedo vivir sin carne...de hecho vivio sin ella desde hace casi dos años,no te digo q si me encuentro un cachito de pollo en la paella...no me lo coma,pero raro!!! o proque estoy con otras personas....o porque mi compañero directamente me ha invitado a comer paella y en fin...!! jajaja pero vamos...si te explico mis motivos por los cuales deje de comerla....fliparias!! jajaja luego ya vino el concienciarse...a veces digo ....venga ahora el pescado,pero es qtengo q comer!! jajaajj

Extraterrestra dijo...

Isa G, no es dificil ser vegana, pero todo tiene su proceso, es verdad que mucha gente se deja de golpe todo producto animal, pero en general, va por pasos, uno se deja la carne, luego el pescado,y ya es vegetariano, y luego empiezas a consumir productos animales (huevos, lacteos...) que sean ecologicos,y al final tu mismo cuerpo te dice que les digas adios, jejejeje

y bueno... si piensas en toda la porqueria que tiene el queso, deja de apetecerte, jejejej
(ademas de que yo he probado quesos veganos que nunca pensaria que son veganos, de esos que te los llevas a la boca, y vas corriendo a por el envoltorio, para mirar si tiene algo xD)

Extraterrestra dijo...

I love vegan :)

Marta dijo...

Me ha gustado muchísimo tu post. Si es que no hay nada como concienciar de este modo, de forma positiva y sin intentar obligar a nadie. Me ha gustado mucho lo de incluir días de dieta vegetariana.

Besos!!

Anatomía dijo...

Yo como muy poca carne pero de vez en cuando me la pide el cuerpo, un estupendo post!!!!

Gretel dijo...

¡Una entrada maravillosa!
Hace mucho tiempo que no como carne y me ha parecido fabuloso la manera como lo has explicado.
Un beso!

Molly dijo...

Yo poco a poco estoy introduciéndome no solo en el vegetarianismo-veganismo, sino también en el crudivorismo. Te invito a que si no sabes bien de que va, para hacerte una idea general escribas simplemente el término en Google. Para mí el crudiveganismo está transformando mi vida. Aquí no hay normas, tú decides el grado de crudiveganismo que te interesa. Yo ahora estoy en un 70% comiendo crudivegano, y de verdad que los cambios son increibles: la piel y el pelo se vuelven preciosos, estoy consiguiendo al fin mi peso ideal, la energía desbordante que se tiene durante todo el día... eso sí, este tipo de cosas hay que hacerlas con cabeza e informarse bien, ya que lo último que se busca es un deficit nutricional o situaciones similares.

En realidad todo esto rollo viene para decir que me ha gustado mucho tu blog, y que tus consejos me parecen geniales. Y es que como tu nos vienes a decir, el cuerpo es sabio y hay que darle lo que nos pide. La magia reside en descubrir por nosotros mismos lo que es bueno para él. Lo que le sienta bien puede no ser lo que se predica como lo mejor.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Molly, me han parecido interesantes los benificios de la alimentación crudivegana. O al menos, lo que comentas. ¿Sabes por qué se producen los efectos en la piel y en el pelo?
Gracias! Y un saludo Molly!